La tradición tras “Caracas ciudad de despedidas”

Sorprende el revuelo que ha causado el cortometraje “Caracas Ciudad de Despedidas” de Ivanna Chávez y Javier Pita. Me enteré de este vídeo al verlo tres días seguidos de tendencia en Twitter. Por supuesto, no es que estaba allí por su calidad porque la verdad es que el corto está bastante majunche. Hay poca ilación, desvaríos y ni hablar de la dicción. Lo que nos llama la atención allí es otra cosa. ¿Qué es?

Entre tantas cosas que han salido por ahí la reflexión más seria, en mi opinión, es la del camarada José Roberto Duque colgada en su blog e intitulada “Ciudad de despedidas, ciudad dividida“. Dice Duque “Caracas no es una sola, así que eso tampoco es la juventud caraqueña: es apenas el fragmento de una especie de tribu caraqueña o urbana, de clase media o con aspiraciones de serlo”. Según Duque, esta pequeña tribu son fascistas en formación y gracias al desarrollo de la lucha de clases que se está viviendo en Venezuela, con el tiempo, desaparecerá.

La cosa no es tan simple. La formación del pueblo venezolano se ha visto marcada por la lucha entre dos discursos contrapuestos, discordantes, enfrentados el uno al otro, pero reunidos en torno a un mismo ente al que llamamos “Venezuela”. Uno de estos discursos es el que llama a formar un pueblo con identidad propia. Se trata de permitir el despliegue de nuestra endogeneidad a partir de aquello que nos es más propio. Es decir, desde este discurso la búsqueda es por desplegar nuestra venezolanidad. El otro discurso llama a europeizarnos, a civilizarnos, a ser como ellos. En el último, se trata de que progresaremos cuando por fin lleguemos a ser como es Madrid, Londres, París o Nueva York. Ese es nuestro destino. Dejaremos de ser “colonia” cuando seamos igualititos a las metrópolis.

Esta dialéctica estuvo allí presente el 19 de Abril de 1810 y contribuyó al bochinche que desbarató la Primera República. Estuvo allí en La Cosiata. Fue tema principalísimo de discusión a principios del siglo XX. Muchísisima mejor realizada que “Caracas, Ciudad de Despedidas” lo fue “Ídolos Rotos” de Manuel Díaz Rodríguez y publicada en 1901. En ella, Soria -el protagonista- es un artista que sueña con París. Es un desarraigado, descomprometido con su pueblo, un apátrida pues que no siente pertenencia a  Caracas. Al final, en medio de una revolución, Soria decide emigrar mientras pronuncia lapidante: Finis Patria. Para el tiempo en que Díaz Rodríguez escribe “Ídolos Rotos”, Venezuela vivía la Revolución Liberal Restauradora con Cipriano Castro a la cabeza.

En 1905, Tulio Febres Cordero publicó su “Don Quijote en América” que en mi humilde opinión es una magistral expresión artística de la dialéctica discursiva a la que aquí nos referimos. Dos personajes escenifican esta lucha: Santiago y Policarpo. Santiago regresa al país y lo redescubre en sus caminos, pueblos y personas. Policarpo copia hasta el ridículo el fulano progreso extranjero. Él sólo quiere irse y despotrica hasta el cansancio de su patria. Al final, Santiago se establece y hace familia en Mapiche, un pueblo de la Venezuela profunda. Policarpo emigra, o sea.

Nosotros debemos comprender que es en esta dialéctica que nos hemos conformado como pueblo. Ciertamente en las distintas tribus encontraremos predominio de uno u otro discurso. Por supuesto, que en la oposición encontraremos más gente que quiera emigrar que en el chavismo. Pero en el chavismo también queremos ser como ellos y en la oposición veremos a más de una catirita que aplaude cuando aterriza el avión tal y como le han dicho que nosotros hacemos.

La cosa es bastante más compleja que la lucha de clases de la ortodoxia marxista. Ambos discursos sobre Venezuela están de principio en nuestra cultura. Para ir más allá de ellos, quizá más que una síntesis haga falta una trascendencia. Hace algún tiempo le dediqué un rato al tema y escribí un ensayo con más detalle que está aquí disponible.

¿Qué son fascistas los sifrinitos estos? No, no lo son. Ese concepto no nos atañe. Ellos no tienen un proyecto de limpieza étnica para conformar una nación pura, ni proyecto alguno.  Ellos sólo son optimistas en que algún día podrán limpiar a Caracas de su gente y quedársela sólo para ellos y sus amigos. Y ¿sabe qué? si tienen la oportunidad de hacerlo lo harán sin miramientos.

Pero, no se preocupe demasiado, lo más probable es que hagan lo que tienen siglos haciendo: ¡irse!.

Anuncios
La tradición tras “Caracas ciudad de despedidas”

“Facebook” o la Sociedad Enredada

Facebook” o la Sociedad Enredada

José J. Contreras1

9 de Abril de 2008

Publicado en Saber Libre

En los últimos meses, ha estado de boca en boca un nombre: “Facebook”. Facebook es el nombre de un Sitio en la Internet que sirve de herramienta social para conectar gente (www.facebook.com). A este tipo de páginas es lo que se le llaman Sitios de Redes Sociales (SRS).

Facebook sirve para usos infinitos. Sirve para que se conecten en la Web los compañeros de clases del Colegio; sirve para que se conecten los viejos amigos separados físicamente por la distancia y el transcurrir de la vida; sirve para contactar prostitut@s (dicen que el gobernador del estado de Nueva York contactó una prostituta a través de un SRS que se llama MySpace); sirve para jugar, y; sirve también para la organización de un modo de hacer política. Facebook, por ejemplo, fue el canal de organización -a nivel mundial- de las manifestaciones contra las FARC que tuvieron lugar el 4 de febrero de 2008. Actualmente, sirve de espacio de organización para las manifestaciones contra el presidente Hugo Chávez que tendrán lugar el 11 de abril de 2008. Asimismo, cuenta con espacios para el apoyo y soporte de la candidatura de Leopoldo López y para contactarse aquellas personas que “odian a Mario Silva”.

Llama poderosamente la atención que el SRS sirve de alojo a una contundente mayoría de redes de derecha. Contundente, repito. Llama la atención porque, no hay nada que impida que los izquierdistas se conecten e interactúen. Pero, la participación de la izquierda es, en Facebook, bastante escuálida. Una explicación válida sería la relativa a que la clase social de quienes tienen acceso a la Internet es la burguesa. Pero la condición económica es necesaria, más no suficiente, para dar cuenta de la amplia mayoría de presencia de la derecha.

Creo que, más allá de lo económico, hay un modo de socialización que principalmente está teniendo lugar en la clase social más tecnologizada, es decir, la de la derecha. Se trata de una sociedad en red, o sociedad enredada. La metáfora de la red ha venido sirviendo desde hace ya varias décadas para hablar de la sociedad. Sin embargo, no es sino hasta nuestra actualidad que ella se nos está revelando con todo su monstruoso poder.

En la red, el otro aparece no como un ser humano que es un fin en sí mismo; tampoco es un prójimo de la misma comunidad de Dios que aspira “con-migo” a la Salvación; mucho menos un paisano con las mismas raíces comunitarias. No. El otro es, primordialmente, un “nodo”. Nodo que se activa -o se desactiva- en el entrelazamiento de miríadas de interconexiones. En la red, somos interruptores que prenden y apagan.

Muy importante en Facebook es la popularidad. La persona popular es aquella que logra irse convirtiendo en nodo central de la red. Los nodos centrales son aquellos con un número mayor de interconexiones que lo cruzan en comparación con la mayoría. O dicho de otro modo, me hago popular cuando muchos otros nodos hacen “clic” en mi perfil. ¿Qué es un perfil? Un perfil es mi presentación en el SRS. En mi perfil coloco mis datos personales, mis gustos y preferencias, mi red de amigos y, muy importante, mis fotos. Las personas más populares tienden a ser aquellas que colocan fotos muy atractivas de sí mism@s. Por cierto, la gran mayoría de la fotografías de las personas populares rayan entre lo muy sensual y lo pornográfico. También son muy populares actores y actrices de cine y televisión y personajes mediáticos como el candidato republicano John McCain. Seguramente si Mario Silva colocará su perfil en Facebook se haría tremendamente im-popular. Es decir, rápidamente acapararía millones de interconexiones para recordarle, por lo menos, a su señora madre.

En Facebook hay un juego que resume el modo social de la sociedad enredada. Se trata de “Friends for Sale” o “Amigos en Venta”. “Amigos en Venta” es un juego con un cierto parecido a monopolio, sólo que, en vez de comprar bienes raíces, compras gente (www.sellyourfriends.com). A la gente que compras los llamas “mascotas”. En los actuales momentos hay cerca de 700.000 personas jugándolo a nivel mundial, según dicen en la página oficial del juego en Facebook. Distinto al juego de monopolio, en el cual se intentan monopolizar los bienes raíces, en “Amigos en Venta” lo importante es la interconexión continua de compra y venta. No se trata de monopolizar mascotas. Todo lo contrario, se trata de que compres mascotas que las puedas vender rápidamente y con ello vas ganando más “dólares”. Por ello debes intentar adquirir mascotas atractivas. Si compras mascotas poco atractivas, te quedarás con unos “dólares” represados sin ganancia alguna.

Por otra parte, si eres mascota ganas “dólares” en cada transacción en que te compren y vendan. Por ello debes venderte y, en consecuencia, debes ofrecerte de modo atractivo. De aquí que es muy, pero muy, importante que coloques fotos sensuales en tu perfil. De hecho, poco importa si la foto coincide con quien eres fuera de línea. Los SRS están repletos de lo que llaman los “fakesters”. Estos “impostores” son usuarios que colocan fotos de otras personas -mucho más atractivas- en sus perfiles. La verdad es que en la sociedad enredada no importa quien eres fuera de la red sino como tu nodo se muestra en ella.

En “Amigos en Venta” lo importante es monopolizar las transacciones, es decir, las interconexiones. Las mascotas más populares son aquellas que adquieren más valor en las múltiples transacciones en la que están involucradas gracias a su atractivo en la red. ¿Se entiende ahora cómo lo importante es hacerse nodo central de las interconexiones de la red? Entre más atractiv@, más gente se conecta con tu nodo para comprarte o, al menos, para observarte.

Creo que la derecha encuentra en los SRS un espacio muy propicio para sus modos de organización política porque éstos reflejan el modo de socialización dominante en el capitalismo contemporáneo: la sociedad enredada.

En honor a la verdad, no sé muy bien qué es lo que en la izquierda intentamos llamar “hombre nuevo”. La verdad es que no lo sé. De hecho, creo que el “hombre nuevo” es más una pregunta que una respuesta. Lo que sí sé, y sabemos, es que el “hombre nuevo” no es una “mascota” de compra y venta. Lo que sí sé, y sabemos, es que lo humano no se reduce a un interruptor que se activa o desactiva a conveniencia. Y también sé que en la izquierda creemos y sabemos que la “popularidad” sabe a pueblo y no a sociedad enredada

¿Se entiende ahora por qué la izquierda no se ve, no se puede ver, no puede haberse visto, en Facebook?

1Centro Nacional de Desarrollo e Investigación en Tecnologías Libres (CENDITEL). E-mail: jcontreras@cenditel.gob.ve

“Facebook” o la Sociedad Enredada

Oíd el Canto de los Guerreros del Mucujún

Oíd el Canto de los Guerreros del Mucujún

En el Homenaje a la Resistencia Indígena, 12 de Octubre de 2003

José J. Contrerasi

Contaba el antiquísimo cuento del bisabuelo que ya pu’ayá en los tiempos remotos, indios Mocanarey fuyeron pa’rriba, pa’l páramo, pa’ las alturas de las carrerías de Caribay, las alturas del Ches. Bueno entonces fuyeron pu’ayá dizque pa’ enterrase en el útero de la tierra sagrada, ¿no?, en los mintoyes, que los llamaban. Y que los que se quedaban fuera se horcaban. Todo pa’ no convertise a la cristiandá, porque después quién respetaría a los taitas de la laguna… Quién… Quién…

Los Frailes no los encontraron, pero lo consideraron suicidio, ergo, infierno. Villamizar y Bastidasii razonaron y lanzaron sus hipótesis en las que ora los entierros masivos fueron sinónimos de escondite, ora fueron algunos que murieron mientras estaban escondidos, ora fueron sacrificios a los dioses, ora no existieron… Sino que lo de los entierros es una forma de resistencia en la psique interior de nuestros campesinos andinos…

Sí, seguramente fueron al infierno, sí… Seguramente fue estrategia, o error, o sacrificio, sí… Y seguramente fue resistencia también… Resistencia… Re-Existencia indígena…

Don Tulio no entendió porque el único que peleó fue Murachí…

Pero es que los guerreros del Mucujún Se enterraron

Se enterraron…

Se enterraron y se hicieron entierro.

Y desde allí resisten. Resisten en las altas horas de las noches frías del empinado Ande. Resisten en el espanto que atemoriza. En el espanto que encrespa en los encrespados páramos lúgubres de El Ande.

En los pueblos andinos, un entierro es una aparición proveniente de la tierra. Proveniente de la misma tierra de aquí y de la de las profundidades de los duendes del abismo de Arapuey. Proveniente de la tierra que cuida San Isidro…

En nuestra cultura, la andina, los entierros piden, o quizás ordenan, su desentierro… Y penan hasta lograrlo…

Don Tulio se equivocó, Murachí no fue el único valiente, no…

Él sólo luchó en el mismo campo del conquistador… Sólo eso… y quizás por escaramuza.

Los otros lucharon regresando a la tierra, enterrándose para atemorizar a los descendientes de los Mucus, los veladores de la señorita mayor de los primeros Chibchas. Atemorizándolos para que los desentierren…

Los guerreros del Mucujún resistieron a la hispanidad. Preñaron en fornicación adúltera a la Iglesia, la casta, la apostólica, la romana… Y concibieron a San Rafael, a San Benito, a La Candelaria, a San Isidro, hijos todos del Arco Iris. Del Arco Iris que rapta catiritos y pelirrojos. Preñadita quedó en temerosas noches de espantos, maracas y luces de entierros…

De ésta íntima relación surgió nuestra cultura andina, la campesina, que creció del semen Mucu, de la matriz Católica Romana y del orgulloso, pretensioso y cornudo padre español… Pero padre a fin de cuentas.

– o –

Y entonces, llegó la modernidad, la venezolana, con su falta de tierra, con su mundo importado, con su naturaleza urbana.

Y sus luces… Tan deslumbrantes… Artificiales… Luces engañosas y mentirosas, pero luces. Luces que esconden la luz del entierro. Luces que ocultan el espanto. Luces que vencen el temor ingenuo.

Y su ruido, modernidad bullanguera, que opaca el susurro suplicante enterrado…

Modernidad cobarde que alumbra oscuranas encendiendo “suiches”.

Modernidad cobarde y todopoderosa… Desterrada…

Modernidad caduca que teme dormirse por miedo a escuchar el hechizo pretérito de Tibisay en las entradas de El Valle, El Valle Grande, de Carrasco y los Alisares…

Fuerte es el árbol que resiste al viento; fuerte es la roca que resiste el río; fuerte es la nieve de nuestros páramos que resiste el sol.

Pelead guerreros; pelead, valientes; mostraos fuertes, como los árboles, como las rocas, como las nieves de la montaña”iii

Hechizo de resistencia… ¿no?

En nuestra cultura, los entierros espantan a muchos, pero se reservan sólo para unos pocos que tienen la posibilidad de desenterrarlos…

Sólo aquellos que cuenten con la sinceridad apropiada en el momento de la reverencia…

Oíd el canto de los guerreros del Mucujún” dijo la hechicera pu’ayá…

_______________________________________________________________

i E-mail: joaquin@ula.ve

ii Villamizar, Thania; y Bastidas, Luis. Historia y Oralidad en los Campesinos de Mérida. En Mérida a través del tiempo. Los antiguos habitantes y su eco cultural. Compiladora: Jacqueline Clarac de Briceño. Consejo de Publicaciones. Universidad de Los Andes. Mérida. 1996.

iii Don Tulio Febres Cordero. La Hechicera de Mérida. “Los Mitos de los Andes”, Mérida, 1900.

Oíd el Canto de los Guerreros del Mucujún

La Lista del Odio. Carta Abierta al Diputado Julio Borges

La Lista del Odio. Carta Abierta al Diputado Julio Borges

 

 

Carta de Abril de 2005 al entonces diputado Julio Borges en la que se le solicita que, así como tomó acciones contra la Lista Tascón, tome acciones en contra de la lista publicada en reconocelos.com.

La carta fue publicada en el Diario Merideño Pico Bolívar y apareció en Aporrea. La carta fue enviada, vía correo electrónico, al diputado Borges a la Asamblea Nacional pero no se obtuvo respuesta alguna.

Para ver la carta haz clic aquí –> Carta Abierta al Diputado Julio Borges

Reconocelos.com publicó una noticia en la que presentan su respuesta a mis argumentos. Respuesta de Reconocelos.com.

La Lista del Odio. Carta Abierta al Diputado Julio Borges

Constituyendo la República en el Quehacer Social Andino

Constituyendo la República en el Quehacer Social Andino

 

 

Artículo publicado en la Revista Question en Mayo de 2004 en el que se aborda el problema de la refundación de la república desde el ámbito de la pluriculturalidad expresada en la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela de 1999.

 

Para ver el artículo completo haz clic aquí –> Constituyendo la República en el Quehacer Social Andino

Constituyendo la República en el Quehacer Social Andino

El Maltrato Cultural de la Sociedad Andina: Un Aspecto de Exclusión

El Maltrato Cultural de la Sociedad Andina: Un Aspecto de la Exclusión

 

Conferencia presentada en diciembre de 2003 ante la Fundación Don Bosco en la que se muestra la exclusión que realizamos de modos culturales propiamente andinos. Para ver la conferencia completa haga clic aquí –> El Maltrato Cutural de la Sociedad Andina: Un Aspecto de Exclusión.

 

El Maltrato Cultural de la Sociedad Andina: Un Aspecto de Exclusión

La Crisis del Mando Americano a tiempo de Globalización (I): El Crisol

La crisis del mando americano

a tiempo de globalización (I):

El Crisol

 

The American Ruling Crisis at the time of Globalization (I): The Crucible

 

José J. Contreras

Enero del 2007

saberlibre.wordpress.com

 

Resumen

 

A continuación se presentará el primero de una dupla de artículos dirigida a explorar la fundamentación del dominio global ejercido por Los Estados Unidos de América en las últimas décadas y las condiciones que posibilitan su plenitud y su crisis en la actualidad. El primer artículo desarrolla un modelo típico ideal de lo que se considera el modo de vida americano. Tal modo de vida ocurre en la confluencia entre el hombre moderno y la inercia de las creencias puritanas de los colonizadores de Nueva Inglaterra. Seguidamente, se muestra cómo el modo de vida americano encuentra sentido en el llamado Destino Manifiesto que es la narrativa según la cual la nación americana tiene el deber de iluminar al mundo con las luces del Progreso. El segundo artículo de esta dupla procederá a mostrar la plenitud y con ello las condiciones de posibilidad para la crisis del mando americano en el tiempo de la llamada globalización.

 

Palabras Claves: Globalización, Mando Americano, Destino Manifiesto, Crisis de la Globalización.

 

Abstract

 

This is the first of a duple of articles whose goal is enquiring into the founding of the global domination of The United States of America in the last decades. This enquiring wants to unveil the conditions that makes possible the plenum of such kind of domination as well as its crisis nowadays. In the first article an ideal typic model about the american way of life is developed. Such a way of life occurs in the concurrence of the modern man with the still living puritan beliefs coming from the New England settlers. Following that, it is shown how the american way of life strengths its sense with the narrative of the Manifest Destiny. This narrative tells how the american nation has the duty of iluminating the world with the lights of Progress. The second of these two articles is driven to show the plenum and, at the same time, the conditions which makes possible the crisis of the American Rule at the time of the so called globalization.

 

Key Words: Globalization, American Rule, Manifest Destiny, Globalization Crisis.

 

Haz clic aquí si quieres ver el documento completo –> La Crisis del Mando Americano I

La Crisis del Mando Americano a tiempo de Globalización (I): El Crisol