11, 12, 13 y 14 de Abril de 2002… Mi relato tras quince años.

José J. Contreras

11

Parecía un día normal, pero no, no lo era. Serpenteé la cola desde la Valle-Coche, tomando la Francisco Fajardo hasta la altura de Los Ruices. Escuchaba Informe RCR y hablaban de una marcha o una concentración en Chuao (no recuerdo) frente al edificio de PDVSA (el que otrora fuera el edificio de la Shell). También hablaban del venidero Mundial de Fútbol que se realizaría en cosa de un mes en Corea y Japón. Nada fuera de lo normal, más allá de una tensión, unos silencios, unos guiños que insinuaban otra cosa.

Pasé por EPA, luego por la planta de la Polar y llegaba al edificio de Maploca. Allí funcionaba el Ministerio de Ciencia y Tecnología (MCT) y el Fonacit. Y, nada, comencé a trabajar. Un día dentro de la normalidad de esos días: revisando proyectos, preparando puntos de cuenta, una que otra reunión. Aunque progresivamente las miradas se tornaban nerviosas, las reuniones se fueron cancelando, las cornetas arreciaban.

11-4-chuao
Concentración opositora en Chuao. 11 de Abril de 2002

Bajé a planta un par de veces. Pasaba por la Dirección de Comunicaciones que quedaba allí, cerca del Despacho del Ministro y en donde tenían un par de televisores (no era común todavía que en todas las oficinas hubiese un televisor). Uno de los equipos sintonizaba Globovisión siempre. El otro podía tener algún otro canal, con frecuencia VTV. Veía cómo iba la cosa con lo de la marcha convocada por la Oposición que parecía tener más fuerza de lo normal, cosa que ya era bastante. Mientras venía de la Dirección de Comunicaciones, vi que salían caminando un viceministro y dos de sus directoras. Me les pegué. Iban a tomarse un café y aunque no recuerdo si me invitaron, al final estaba yo con ellas y él tomándome el café en un restaurancito que quedaba metros más arriba.

También allí había un televisor. Todos los canales se encadenaban cuando iba a hablar algún representante de la oposición. Cosa que, recuerdo, ocurría a cada rato. Entonces, cada vez que iba a hablar alguno de los líderes opositores, VTV llamaba a Cadena Nacional. El viceministro comentó que eso era lo que se esperaba. Y no hablaron mucho más, supongo que porque estaba yo allí. Un café muy silencioso viendo el juego entre cadenas oficialistas y opositoras.

Más tarde me llamó el Gerente General del Fonacit y me pidió que mandara a mi gente para su casa. La marcha había salido de Chuao y se dirigía hacia el centro de la ciudad. Pasé por las distintas oficinas del personal a mi cargo y les solicité que se retiraran a sus casas, “que nos veíamos mañana”.

Pasé por Comunicaciones, otra vez. No había nadie aunque el televisor con Globovisión seguía prendido. Me fui a mi oficina, revisé un par de cosas pendientes y me fui a la casa. Llegué de día, cosa muy extraña para mí en aquellos tiempos. Prendí el televisor, el control lo tenía dañado, así que estaba allí parado cambiando entre VTV y Venevisión. Así estaba, tratando de leer rostros, sin escuchar mucho lo que decían. En algún momento pasaban unas imágenes desde un puente que llamaban Puente Llaguno y unos hombres disparaban. Decían que estaban matando a la gente de la marcha. Y yo recuerdo que pensé que esos carajos nos habían acabado la revolución… Seguí viendo TV. En algún momento mientras observaba las caras en VTV, estaban un grupo de líderes reconocidos, un desconocido que tomaba el micrófono, les hacía señas para que demostraran fortaleza… Esas señas salían por cámara. Malo, muy malo. Y empezaron a hablar. Luego ruido, tumbaron la señal… Habían sacado a VTV del aire.

Al rato, en alguna televisora privada mostraron cómo el Comandante Chávez entraba a un edificio de Fuerte Tiuna. Lo presentaban como si se estaba entregando. Me fui a dormir. Era ya la madrugada del 12 de Abril de 2002.

12

El 12 me desperté, me puse un jean y una franela (normalmente iba a la oficina en traje y corbata) y me fui para el MCT. Allá en Los Cortijos, al lado de la Polar. El ministerio lo tenían cerrado. Al parecer habían unos guardias adentro, pero la verdad no los vi. Afuera estaban Yadira Córdova y Marta Rodríguez quienes para el momento eran directoras del MCT. Me quedé un rato con ellas recibiendo a los trabajadores que iban a su oficina. A todos les decíamos que el lunes 15 regresaran y ya veríamos qué hacíamos.

Particularmente sentía que Yadira estaba devastada con la situación. Intentábamos darle ánimo, le decíamos que íbamos a volver, que en cosa de cuatro o cinco años volveríamos y sería indetenible… Ella era más cautelosa y nos recordó el caso de Chile… Guardamos silencio. En algún momento hablamos del episodio de Puente Llaguno y ella nos hizo ver que a ellos les estaban disparando. Porque, “obviamente, se estaban protegiendo”. Cierto.

Al rato llegó el Dr. Iván Danilo López quien era el presidente del Fonacit. Lo dejaron entrar al MCT, buscó algo en su oficina y volvió a salir. Le preguntamos que qué había adentro y nos dijo que estaba un guardia y que la oficina la tenía tomada un señor que era del Despacho del entonces ministro. Creo que era su jefe de protocolo. Así era el Ministerio de Ciencia y Tecnología del momento, un viejo edificio alquilado que podía ser tomado por un guardia y un jefe de protocolo.

Me fui al rato, cuando dejaron de llegar trabajadores. Busque una muda de ropa y me fui para Maracay. Soy de allá. En Maracay, busqué a mi novia (hoy mi esposa) y nos fuimos a almorzar al restaurant La Taormina (sitio que frecuentaba de niño con mis padres). Comí espagueti o pasticho, no recuerdo, pero sí era espagueti era con salsa boloñesa. Eramos los únicos en el restaurant, junto al mesonero y el cajero. Ninguno despegaba los ojos del televisor. Ya en televisión se mostraba que estaban persiguiéndonos. Mi sobrino (Sergio David Contreras) me escribió un mensaje de texto para preguntarme cómo estaba. Le respondí “Ok”.

La verdad es que yo ni hablaba. Mi novia me increpaba, me preguntaba que qué me pasaba. Yo simplemente no hablaba y no despegaba los ojos del televisor. En algún momento, mi novia me hizo ver que había dejado el tenedor a mitad de camino. Terminé de comer. Mi novia me dijo que nos fuéramos para casa de una tía muy querida. Yo asentí sin pensarlo. Craso error. Nos fuimos a casa de una familia furibunda de oposición. Estaba con ellos en el momento en que transmitían la lectura del Decreto de Carmona que suspendía las funciones de los diputados de la Asamblea y destituía a los Magistrados del Tribunal Supremo de Justicia… Sólo susurré que era una dictadura. Uno de mis primos gritó eufórico que así es que tenía que hacerse. Pasaban la escena de la captura de Rodríguez Chacín, eso no me afectó mucho. Luego pasaron la escena de la captura de Tarek William Saab, esa sí me dejó sin aliento. Están capturando a los poetas, pensé, y recordé a Roque Dalton y las manos de Victor Jara. Comenté que algunos de los familiares chavistas podían ser perseguidos. La respuesta del primo fue tajante “¡Que se jodan!”.

12-4-tarek

Por esos momentos, me llamó Sergio David y me volvió a preguntar que cómo estaba. Le respondí que bien y que estaba en Maracay. Me dijo que él me iba a ayudar. Sonreí y le di las gracias. Sé que lo hacía con toda sinceridad, aunque quería rechazar su ayuda, pero sabía que nuestra relación familiar estaba muy por encima de nuestras diferencias políticas. En otro momento contaré de aquel día en que Sergio David se hizo opositor y yo me hice chavista. Quiso la Fortuna que estuviésemos juntos y ambos nos hicimos militantes furibundos. Pero ese relato lo dejaré para otra oportunidad.

Y bien, por más que lo intento no recuerdo más de ese día 12.

13

Me desperté en mi casa, en San Miguel. Me puse unos bermudas, una camisa blanca y salí. Iba a desayunar donde mi novia que estaba haciendo pasantías en Maracay y vivía en casa de su hermana. Al salir me encontré con una tía que era vecina. Me dijo que a Chávez lo tenían en La Placera. Al encontrarme la Av. Mariño veo pasar un carro con una pinta que decía “Lo tienen secuestrado”. Me dije en voz alta, “¡Comenzó la Resistencia!” y me dirigí a La Placera.

Al acercarme, un grupo de jóvenes tenían grifin blanco y estaban rayando carros. Se quedaron viéndome esperando mi reacción y les hice señas de que rayaran todo el carro. Y así lo hicieron. Terminé de llegar, estacioné en la isla y me llegué a la puerta de la 42 Brigada de Infantería Paracaidista de Maracay y a la que simplemente conocemos como “La Placera” los maracayeros. Habríamos unas 60 personas en ese momento. Vi las caras a ver si distinguía a alguien conocido. Pero nada, la verdad es que para ese tiempo ya tenía yo más de 10 años fuera de Maracay y pues ya no estaba allí. Me encontré, sí, con una señora de la Alcaldía fui a saludarla pero se me perdió. Luego no vi a nadie más conocido.

Tenían un megáfono. Algo intentaban con el icónico aparatico, pero se perdía el sonido en un lugar tan abierto. Era ya mediodía. Al ratico llegó una camioneta Ford 150 de las viejas con un sonido (es decir, con unas cornetas). Y empezaron a perifonear desde allí. Mejoró la cosa. Fue llegando más gente. En sólo un momento eramos ya como doscientos a pleno sol del Abril de mi Maracay. Al rato fue llegando más sonido y más sonido.

13-4-maracay
El pueblo concentrándose en La Placera

La gente se fue arrechando porque no veían al gobernador, que en aquel tiempo era Didalco Bolívar. Y gritaba que “dónde coño está Didalco”. Uno de los compañeros que estaba allí en algún momento conversando conmigo me dijo que el sonido era de la gobernación y que iban a traer una tarima, pero que el gobernador estaba escondido en ese momento. Pensándolo bien, le dije, tiene razón. En efecto, al poco rato llegó una tarima que la colocaron en la entrada de La Placera, al lado contrario de donde está ahorita una placita para recordar eso que hicimos aquel día.

Y llegaba más y más gente. En un momento me fui a comprar un helado (no había agua recuerdo). Cuando pagué el helado, la vendedora me tomó mi mano entre sus dos manos, esperó que yo la mirara y me dijo directamente a los ojos “Gracias por estar aquí con nosotros”… “Espero estar con usted señora, ayer, hoy y siempre” quisiera decirle hoy.

Al rato me monté en mi carro y pasé por casa de mi novia. Se me había quedado el celular en su casa y no había podido avisarle que estaba en La Placera. Cuando llegué le grité desde abajo. Ella estaba en un segundo piso, no había que gritar mucho. Se asomó. Vi que no estaba nerviosa, cosa que me extrañó. Y me dijo “¿Estabas en La Placera, verdad?”. Me reí y le dije que sí. Me dijo que subiera a comer. Le dije que no, que se viniera ella y me acompañara. Esta vez se río ella y me preguntó que si estaba loco que subiera y lo viera por televisión. TVS estaba mostrando algunas cosas. Pero yo me negué. Y regresé.

Estacioné esta vez en la acera, cerca del IPSFA. Me acerqué a la tarima y estaban eufóricos. Una compañera informaba que los comandos motorizados habían tomado ya RCTV. En algún momento nos informaron que diversas guarniciones no reconocían a Carmona Estanga como presidente y que habían llamado al General Baduel para manifestarle su adhesión. Pasaron un par de autobuses Blue Bird con muchachos en sus ventanas invitando a que nos fuéramos para Caracas. Al ratico dijeron desde la tarima que la orden del General Baduel era que nos quedáramos allí y que no nos fuéramos para Caracas. Que esperáramos.

Me llegué hasta la feria de comida de San Jacinto. Me comí un shawarma en el sitio de siempre. Si no recuerdo mal estaba saliendo ya VTV al aire pero sólo con audio. Todavía estaba la pantalla negra. Tengo la idea de que estaba viendo la televisión cuando volvió la señal. Pero no estoy seguro, puede estarme jugando la memoria. Lo que sí recuerdo claramente es que aproveché de quedarme sentado un rato porque, ¡Dios!, estaba muy cansado. Me comí el shawarma, me tomé un refresco (creo que una frescolita) y descansé un rato viendo televisión. Ya se estaba haciendo de noche.

Regresé a La Placera, a esa hora eramos miles los que estábamos allí. Mientras caminaba cerca de la cerca me llamó un soldado que estaba de guardia y me pidió que le comprará unos cigarrillos. En seguida lo llamó un superior y lo reprendió. Le dije que se los iba a buscar… Pero la verdad es que no se los llevé, que pena. Creo que se me olvidó hasta hoy que hago memoria…

Un par de veces pasaron hojas con listas en la que nos anotábamos los reservistas. Hoy día, pensándolo bien, no hubiese puesto mi nombre allí, porque eso no servía de nada. En cualquier momento si nos necesitaban lo que tenían que hacer era llamar a formación a los reservistas por la tarima y así proceder a entrar a la Brigada. Pero no sé, lo cierto es que un par de veces me llegaron las hojas y las dos veces la firmé. Eramos un gentío prestos a tomar nuevamente las armas.

Por esos momentos ya entrada la noche pensé que “parecía toche, que lo que estábamos era sirviendo de escudos humanos”. Y recuerdo también que pensé que si eso era lo que tocaba ese día, pues eso era lo que tocaba, punto. Recordé a José Arcadio Segundo cuando se encontraba con la muchedumbre en el episodio de la Masacre de las Bananeras y volví a decirme que si eso era lo que tocaba, tocaba, punto.

En algún momento la gente de la tarima no tenía más nada que decir, y prendieron un televisor chiquito (como de 13”) y se sentaron a ver televisión en la tarima.

Al rato fui a mi casa para ir al baño. Pasé por El Piñonal, San José, Urbanización Girardot y San Ignacio para ver cómo se veía la cosa. La gente, en las calles, la gente chavista por supuesto. Yo iba con Alí Primera a todo volumen, repitiendo en un bucle “Abran la Puerta”. Llegué a la casa y me quedé conversando un rato con el vigilante, poniéndolo al día de cómo estaba la cosa en La Placera. Vi un rato de televisión de VTV. Ya estaban allí Romero Anselmi, Vladimir Villegas y creo que también estaba Danilo Anderson a quien no conocía para el momento. Vi un rato y anunciaron que ya habían rescatado al Comandante Chávez y que lo llevaban para Maracay…

¡Coooño! Me fui rapidito otra vez para La Placera. Ahora el ambiente estaba enaltecido. Espontáneamente nos pusimos a cantar el himno nacional, completico, como nos lo enseñó Chávez. Y llegó el helicóptero. Mientras pasaba el helicóptero saltábamos, saludábamos, cantábamos, lo que fuera. Pensábamos que el comandante saldría a conversar con nosotros allí en la tarima. Mucha, mucha gente grababa vídeos… Y mucha gente también escuchaba unas emisoras de radio que yo no conseguía en mi radio… Les pregunté que qué emisora era esa y me dijeron (un par de veces) el dial pero yo no la conseguía.

Y fue así que vimos aterrizar el helicóptero a lo lejos. Veíamos las sombras de los que bajaban. Una de ellas debía ser la silueta de Chávez. Y nos quedamos esperando que saliera el comandante… Se calmó un poco la cosa. Y de repente vimos como volvía a despegar el helicóptero, dio una vuelta sobre nosotros y se fue… Y nos quedamos pensando que qué había pasado… ¿Y Chávez?.

Fue allí cuando salió el General Baduel y se dirigió a nosotros. Nos dijo que los paracaidistas eran una fuerza de avanzada profunda y eso nos lo repitió dos veces. Que el comandante Chávez iba de vuelta a Miraflores. Que pensó en salir a saludarnos allí en Maracay pero que debía volver a Miraflores lo más rápido posible. Era un asunto táctico prioritario. Eso lo entendió la militancia, aunque los que estábamos en Maracay nos quedamos con la ilusión de ver personalmente al comandante recién rescatado. Baduel también nos dijo que al comandante lo habían golpeado, que el médico lo había examinado y que no era de gravedad, pero que estaba golpeado… Chávez nunca mencionó públicamente nada de ese asunto, por el contrario.

Baduel nos pidió que nos fuéramos tranquilamente para nuestras casas que el presidente se iba a dirigir a la nación por televisión. Y así ocurrió.

Cuando iba ya saliendo se me acercaron dos chicas con ese color bonito de la gente de mi Maracay. Una de ellas, la más simpática, me pidió la cola y se sentó conmigo en el asiento de adelante. Me dijo, con ese acento meloso de las maracayeras, que hacía rato me había estado observando y que se preguntaba que qué hacía yo tan solito por allí. Me eché a reír y las llevé para el 23 de Enero, donde vivían. Para el bien de mi familia actual, menos mal que Carmona Estanga fue bastante efímero.

Llegué a la casa, escuché a Chávez. Pero no recuerdo si lo escuché completo. Me quedé dormido. Ya era 14.

14

Desperté con la llamada de mi tía querida. Me pidió disculpas por la euforia del 12 y me dijo que los canales de televisión sólo mostraban comiquitas el 13. Me paré y fui a la panadería Super Rialto. Tomé un marrón y comí un taquito de queso (un hojaldre). Me monté en el carro y conducí vía Turmero tomando por la Av. Aragua. Seguramente iría al Samán de Güere, sí, de seguro iría allí, a renovar el juramento del 83. A renovar el compromiso. Pero no, poco antes tomé el retorno. Compré flores, entré al cementerio, me dirigí a la tumba de mis padres, le puse agua al jarrón, coloqué el ramo y fue entonces cuando por fin, lloré.

saman de guere
Monumento del Samán de Güere
Anuncios
11, 12, 13 y 14 de Abril de 2002… Mi relato tras quince años.

“Facebook” o la Sociedad Enredada

Facebook” o la Sociedad Enredada

José J. Contreras1

9 de Abril de 2008

Publicado en Saber Libre

En los últimos meses, ha estado de boca en boca un nombre: “Facebook”. Facebook es el nombre de un Sitio en la Internet que sirve de herramienta social para conectar gente (www.facebook.com). A este tipo de páginas es lo que se le llaman Sitios de Redes Sociales (SRS).

Facebook sirve para usos infinitos. Sirve para que se conecten en la Web los compañeros de clases del Colegio; sirve para que se conecten los viejos amigos separados físicamente por la distancia y el transcurrir de la vida; sirve para contactar prostitut@s (dicen que el gobernador del estado de Nueva York contactó una prostituta a través de un SRS que se llama MySpace); sirve para jugar, y; sirve también para la organización de un modo de hacer política. Facebook, por ejemplo, fue el canal de organización -a nivel mundial- de las manifestaciones contra las FARC que tuvieron lugar el 4 de febrero de 2008. Actualmente, sirve de espacio de organización para las manifestaciones contra el presidente Hugo Chávez que tendrán lugar el 11 de abril de 2008. Asimismo, cuenta con espacios para el apoyo y soporte de la candidatura de Leopoldo López y para contactarse aquellas personas que “odian a Mario Silva”.

Llama poderosamente la atención que el SRS sirve de alojo a una contundente mayoría de redes de derecha. Contundente, repito. Llama la atención porque, no hay nada que impida que los izquierdistas se conecten e interactúen. Pero, la participación de la izquierda es, en Facebook, bastante escuálida. Una explicación válida sería la relativa a que la clase social de quienes tienen acceso a la Internet es la burguesa. Pero la condición económica es necesaria, más no suficiente, para dar cuenta de la amplia mayoría de presencia de la derecha.

Creo que, más allá de lo económico, hay un modo de socialización que principalmente está teniendo lugar en la clase social más tecnologizada, es decir, la de la derecha. Se trata de una sociedad en red, o sociedad enredada. La metáfora de la red ha venido sirviendo desde hace ya varias décadas para hablar de la sociedad. Sin embargo, no es sino hasta nuestra actualidad que ella se nos está revelando con todo su monstruoso poder.

En la red, el otro aparece no como un ser humano que es un fin en sí mismo; tampoco es un prójimo de la misma comunidad de Dios que aspira “con-migo” a la Salvación; mucho menos un paisano con las mismas raíces comunitarias. No. El otro es, primordialmente, un “nodo”. Nodo que se activa -o se desactiva- en el entrelazamiento de miríadas de interconexiones. En la red, somos interruptores que prenden y apagan.

Muy importante en Facebook es la popularidad. La persona popular es aquella que logra irse convirtiendo en nodo central de la red. Los nodos centrales son aquellos con un número mayor de interconexiones que lo cruzan en comparación con la mayoría. O dicho de otro modo, me hago popular cuando muchos otros nodos hacen “clic” en mi perfil. ¿Qué es un perfil? Un perfil es mi presentación en el SRS. En mi perfil coloco mis datos personales, mis gustos y preferencias, mi red de amigos y, muy importante, mis fotos. Las personas más populares tienden a ser aquellas que colocan fotos muy atractivas de sí mism@s. Por cierto, la gran mayoría de la fotografías de las personas populares rayan entre lo muy sensual y lo pornográfico. También son muy populares actores y actrices de cine y televisión y personajes mediáticos como el candidato republicano John McCain. Seguramente si Mario Silva colocará su perfil en Facebook se haría tremendamente im-popular. Es decir, rápidamente acapararía millones de interconexiones para recordarle, por lo menos, a su señora madre.

En Facebook hay un juego que resume el modo social de la sociedad enredada. Se trata de “Friends for Sale” o “Amigos en Venta”. “Amigos en Venta” es un juego con un cierto parecido a monopolio, sólo que, en vez de comprar bienes raíces, compras gente (www.sellyourfriends.com). A la gente que compras los llamas “mascotas”. En los actuales momentos hay cerca de 700.000 personas jugándolo a nivel mundial, según dicen en la página oficial del juego en Facebook. Distinto al juego de monopolio, en el cual se intentan monopolizar los bienes raíces, en “Amigos en Venta” lo importante es la interconexión continua de compra y venta. No se trata de monopolizar mascotas. Todo lo contrario, se trata de que compres mascotas que las puedas vender rápidamente y con ello vas ganando más “dólares”. Por ello debes intentar adquirir mascotas atractivas. Si compras mascotas poco atractivas, te quedarás con unos “dólares” represados sin ganancia alguna.

Por otra parte, si eres mascota ganas “dólares” en cada transacción en que te compren y vendan. Por ello debes venderte y, en consecuencia, debes ofrecerte de modo atractivo. De aquí que es muy, pero muy, importante que coloques fotos sensuales en tu perfil. De hecho, poco importa si la foto coincide con quien eres fuera de línea. Los SRS están repletos de lo que llaman los “fakesters”. Estos “impostores” son usuarios que colocan fotos de otras personas -mucho más atractivas- en sus perfiles. La verdad es que en la sociedad enredada no importa quien eres fuera de la red sino como tu nodo se muestra en ella.

En “Amigos en Venta” lo importante es monopolizar las transacciones, es decir, las interconexiones. Las mascotas más populares son aquellas que adquieren más valor en las múltiples transacciones en la que están involucradas gracias a su atractivo en la red. ¿Se entiende ahora cómo lo importante es hacerse nodo central de las interconexiones de la red? Entre más atractiv@, más gente se conecta con tu nodo para comprarte o, al menos, para observarte.

Creo que la derecha encuentra en los SRS un espacio muy propicio para sus modos de organización política porque éstos reflejan el modo de socialización dominante en el capitalismo contemporáneo: la sociedad enredada.

En honor a la verdad, no sé muy bien qué es lo que en la izquierda intentamos llamar “hombre nuevo”. La verdad es que no lo sé. De hecho, creo que el “hombre nuevo” es más una pregunta que una respuesta. Lo que sí sé, y sabemos, es que el “hombre nuevo” no es una “mascota” de compra y venta. Lo que sí sé, y sabemos, es que lo humano no se reduce a un interruptor que se activa o desactiva a conveniencia. Y también sé que en la izquierda creemos y sabemos que la “popularidad” sabe a pueblo y no a sociedad enredada

¿Se entiende ahora por qué la izquierda no se ve, no se puede ver, no puede haberse visto, en Facebook?

1Centro Nacional de Desarrollo e Investigación en Tecnologías Libres (CENDITEL). E-mail: jcontreras@cenditel.gob.ve

“Facebook” o la Sociedad Enredada

La Crisis del Mando Americano a tiempo de Globalización (I): El Crisol

La crisis del mando americano

a tiempo de globalización (I):

El Crisol

 

The American Ruling Crisis at the time of Globalization (I): The Crucible

 

José J. Contreras

Enero del 2007

saberlibre.wordpress.com

 

Resumen

 

A continuación se presentará el primero de una dupla de artículos dirigida a explorar la fundamentación del dominio global ejercido por Los Estados Unidos de América en las últimas décadas y las condiciones que posibilitan su plenitud y su crisis en la actualidad. El primer artículo desarrolla un modelo típico ideal de lo que se considera el modo de vida americano. Tal modo de vida ocurre en la confluencia entre el hombre moderno y la inercia de las creencias puritanas de los colonizadores de Nueva Inglaterra. Seguidamente, se muestra cómo el modo de vida americano encuentra sentido en el llamado Destino Manifiesto que es la narrativa según la cual la nación americana tiene el deber de iluminar al mundo con las luces del Progreso. El segundo artículo de esta dupla procederá a mostrar la plenitud y con ello las condiciones de posibilidad para la crisis del mando americano en el tiempo de la llamada globalización.

 

Palabras Claves: Globalización, Mando Americano, Destino Manifiesto, Crisis de la Globalización.

 

Abstract

 

This is the first of a duple of articles whose goal is enquiring into the founding of the global domination of The United States of America in the last decades. This enquiring wants to unveil the conditions that makes possible the plenum of such kind of domination as well as its crisis nowadays. In the first article an ideal typic model about the american way of life is developed. Such a way of life occurs in the concurrence of the modern man with the still living puritan beliefs coming from the New England settlers. Following that, it is shown how the american way of life strengths its sense with the narrative of the Manifest Destiny. This narrative tells how the american nation has the duty of iluminating the world with the lights of Progress. The second of these two articles is driven to show the plenum and, at the same time, the conditions which makes possible the crisis of the American Rule at the time of the so called globalization.

 

Key Words: Globalization, American Rule, Manifest Destiny, Globalization Crisis.

 

Haz clic aquí si quieres ver el documento completo –> La Crisis del Mando Americano I

La Crisis del Mando Americano a tiempo de Globalización (I): El Crisol

La crisis del mando americano a tiempo de globalización (II): Plenitud y Crisis

La crisis del mando americano

a tiempo de globalización (II):

Plenitud y Crisis

 

The American Ruling Crisis at the time of Globalization (II): Plenum and Crisis

 

José J. Contreras

Enero del 2007

saberlibre.wordpress.com

 

Resumen

 

A continuación se presentará el segundo de una dupla de artículos dirigida a explorar la fundamentación del dominio global ejercido por Los Estados Unidos de América en las últimas décadas. El primer artículo mostró el crisol de la nación americana y el advenimiento del destino manifiesto como narrativa que la impulsaba a iluminar al mundo con las luces del modo de vida americano entendido éste como el Progreso. En este segundo artículo se plantea la hipótesis de entender la globalización como la mundialización del modo de vida americano, es decir, como la mundialización y plenitud del Destino Manifiesto. Para ello se construye una caracterización de la globalización la cual es evaluada a la luz del modelo típico ideal del Destino Manifiesto elaborado en el primer artículo. Tal evaluación mostrará cómo la aparente consumación del Destino Manifiesto hace referencias caricaturizadas a nociones fundamentales de la narrativa original. A partir de allí se exploran las condiciones de posibilidad para que en la consumación del Destino Manifiesto aparezca la crisis del mando americano. Finalmente se exploran dos discursos de dos de las últimas Secretarias de Estado de los EE.UU., Madeleine Albright y Condoleezza Rice, los cuales muestran dos vertientes distintas posibilitadas a partir de la crisis anteriormente referida.

 

Palabras Clave: Globalización, Mando Americano, Destino Manifiesto, Crisis de la Globalización.

 

 

Abstract

In the following, the second of a duple of articles driven to questioning the founding of the global domination of The United States of America during the last decades is presented. The first article showed the crucible on the american nation in the bringing forth of the narrative of the Manifest Destiny. According to this narrative the american nation has the duty of illuminating the world with the lights of the american way of life understanding it as the Progress itself. This second article advances the hypothesis about understanding the globalization as the worldwide spreading of the american way of life. Therefore, a caracterization of globalization is presented which is evaluated at the lights of the ideal typic model of the Manifest Destiny. This evaluation will show how the apparent consummation of the Manifest Destiny makes cartoony references to the fundamental notions of the original narrative. Hence an exploration on the conditions that makes possible that in the consummation of the Manifest Destiny blossoms the crisis of the American Rule. Finally, two speeches coming from two of the most recent Secretaries of the State of The USA, Madeleine Albright and Codoleezza Rice, are explored in order to show two different and contrasting branches rooted in the aforementioned crisis.

 

Key Words: Globalization, American Rule, Manifest Destiny, Globalization Crisis.

 

Haz clic aquí si quieres ver el documento completo –> La Crisis del Mando Americano II

La crisis del mando americano a tiempo de globalización (II): Plenitud y Crisis

Técnicamente inobjetable… Pero ¡injusto!

Técnicamente inobjetable… Pero ¡injusto!
José J. ContrerasLunes, 1 de marzo de 2004

http://www.analitica.com/va/politica/opinion/7404309.asp

Como es sabido el pasado martes 24 de febrero el Directorio del Consejo Nacional Electoral (CNE) tomó la decisión de pasar al proceso de reparo a las planillas llamadas “planas”…

Las planillas “planas” son aquellas que tienen caligrafía similar. Los defensores de la oposición argumentan que no importa si tienen caligrafía similar, lo que importa es la firma y la huella dactilar. Por otra parte aquellos que apoyan al gobierno argumentan que las planillas “planas” pueden ser pruebas de fraude puesto que una misma persona puede haber llenado cada planilla y haber falsificado firmas y huellas dactilares. Además, éstos últimos argumentan que las planillas “planas” son ilegales puesto que el reglamento establece que las firmas son “personalísimas” (Art. 22 de las Normas para Regular los Procesos de Referendos Revocatorios de Mandatos de Cargos de Elección Popular) y el instructivo para los recolectores establecía (en negrillas, aparentemente) que los datos debían ser transcritos por cada firmante.

Ante esta situación el Directorio del CNE toma la decisión de llevar las firmas de las planillas con caligrafía similar (o “planas”) a reparo. Es decir, las planillas son enviadas a un proceso mediante el cual los firmantes de estas planillas deben validar si, en efecto, se trata de su firma o si por el contrario se trata de una falsificación y por lo tanto de un delito que debe ser investigado. No deja de preocupar entonces que la llamada Coordinadora Democrática, a través de las televisoras privadas, haga un llamado a desconocer la institucionalidad del CNE y califiqué de fraude el proceso de verificación de firmas. Nótese que el CNE no ha dicho aún si las firmas son válidas o no, ni ha dicho si hay referendo revocatorio presidencial o no, solamente ha llamado a verificar las firmas de las planillas “planas” para corroborar la validez de las mismas. Sin embargo la Coordinadora Democrática parece “quitarse su máscara”, y colocando de frente a algunos de los participantes del Golpe de Estado del 2002 como por ejemplo Enrique Mendoza, Juan Fernández y Cipriano Heredia, desconoce públicamente la institucionalidad democrática del país ante una decisión de verificación de firmas.

Sin embargo, no es a este hecho al que me quiero referir en este momento ya que es a todas luces ilegitimo e inconstitucional. Me quiero referir a la declaración de la misión de observadores de la Organización de Estados Americanos (OEA) y del Centro Carter en voz del Sr. Fernando Jaramillo. Ambas organizaciones manifestaron, en una rueda de prensa presentada a las 12:30 am del 25 de febrero, que compartían la preocupación por las planillas “planas” por lo que apoyaban que se hiciera un proceso de validación de las mismas. Sin embargo, ambas organizaciones propusieron un mecanismo alternativo. Dado que el número de planillas “planas” que van a reparo son 148.000 (que pudiesen llegar a ser 1.480.000 firmas) y que el mecanismo de verificación de cada firmante a través de la Dirección de Extranjería es prácticamente imposible, debido a la muy precaria base de datos de dicha institución, entonces los observadores propusieron llevar a cabo un muestreo estadístico.

El procedimiento es el siguiente: se toma una muestra estadísticamente significativa y a quienes queden seleccionados en esta muestra se les hace una verificación de sus datos, huella y firma. El muestreo es un mecanismo ágil, expedito y barato, al menos en comparación con la verificación de toda la población. Es el mismo procedimiento que se utiliza en las encuestas y en los controles de calidad de las plantas de producción. Si el muestreo es bien hecho, se puede tener una visión bastante cercana de la población en su totalidad. Claro que existe un cierto margen de error en el procedimiento, que variará dependiendo del tamaño de la muestra y de cómo se lleva a cabo la selección de la misma, pero el error puede ser estadísticamente no significativo. Cualquier dato fuera de rango puede ser lo que se le llama un “error estadístico”, es decir que aunque exista en la realidad, estadísticamente “no existe”. Por ejemplo si usted nació y creció en alguna pequeña población de Los Llanos venezolanos, estudió en liceos públicos y logró entrar y graduarse en una universidad de las de mayor prestigio usted seguramente será un “error estadístico” (usted no será significativo, estadísticamente hablando), puesto que la norma para entrar y graduarse en universidades de prestigio es haber estudiado en los colegios privados de las grandes ciudades.

De modo tal que el procedimiento técnico que nos ofrecen los observadores internacionales se trata de un acercamiento a la tendencia de la población circunscrita a los supuestos firmantes de las planillas “planas”. Con el muestreo veríamos si la tendencia favorece que las firmas son legales o no… Interesante, ¿no?. Los observadores internacionales nos proponen un método mediante el cual si la mayoría de las firmas son legales entonces de las firmas ilegales tendríamos una aproximación, incluso podrían ser “errores estadísticos”, y por lo tanto ellas no existirían… En este caso, el método de “muestreo estadístico” nos permitiría, nada más y nada menos, que ¡ocultar el delito!… Pero, en caso de que en el “muestreo” resulte que la mayoría de las firmas son ilegales, entonces tendríamos lo siguiente: por una parte, puesto que sólo tendríamos una tendencia y no casos “certeros” entonces no se podría abrir juicio por los delitos cometidos; por otra parte, de las firmas legales tendríamos sólo una aproximación que quizás quedarían en el rango de las estadísticamente inexistentes y, por lo tanto, la voluntad de aquellos venezolanos que ejercieron su derecho constitucional a solicitar el referéndum revocatorio sería vulnerada. Pero esto no es todo, los observadores internacionales nos proponen un método que basaría el juicio del Directorio del CNE en base a “tendencias” y no “certezas” lo cual viola claramente los principios básicos de la legalidad. En todos estos casos, nos encontramos con violaciones al Estado de Derecho y de Justicia, consagrado en la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, en razón de un procedimiento técnico ágil, expedito y barato.

Cuando en 1999 aprobamos mediante referéndum consultivo la Constitución que nos permite hoy solicitar la revocatoria de mandatos, lo hicimos en la búsqueda por refundar la República en una sociedad democrática, participativa y protagónica, en un Estado de Derecho y de Justicia. Por ello, invocando el espíritu que refundó la República tenemos el deber ciudadano de publicar que el tecnicismo propuesto por los observadores internacionales para la validación de las planillas “planas” es, sin lugar a dudas, técnicamente inobjetable… Pero ¡injusto!.

joaquin@ula.ve

 

 


Técnicamente inobjetable… Pero ¡injusto!

¡Sapere Aude!

¡Sapere aude!
José Joaquín Contreras

http://www.analitica.com/va/politica/opinion/6269284.asp

Jueves, 7 de noviembre de 2002

Desde el día 14 de Octubre tengo una inquietud que, aunque no podré calmar, al menos podré templar un poco con estas líneas. Se refiere al mensaje del Editorial del Diario “El Nacional” de ese mismo día, intitulado “La Respuesta del Gobierno”.

Como posiblemente el lector recuerde, el día 10 de Octubre la así llamada “Coordinadora Democrática” convocó a una marcha de los diversos factores de la oposición que lanzó un ultimátum al Gobierno Nacional para que, por una parte, convocara a elecciones (o en su defecto un referéndum) y, por la otra, renunciara el Presidente de la República. Tres días más tarde, el 13 de Octubre, el sector afecto al Gobierno también marchó, en la misma avenida en que se había reunido la oposición, demostrando que el Presidente mantiene un gran apoyo popular. Algunos dicen que en esta última marcha hubo tres millones de personas, no lo sé, pero quedaba claro que había un volumen humano que al menos debía medirse en centenas de miles de venezolanos… Al día siguiente, el 14 de Octubre, el Diario “El Nacional” adjetivó a estas personas como el “mismo lumpen de siempre… con un bollo de pan y una carterita de ron…”.

“Lumpen” es un sustantivo que funciona también como adjetivo. Proviene del alemán y se refiere a la clase social más baja, aquella clase desposeída y desenraizada de conciencia de clase y cultura. El sustantivo y adjetivo “lumpen” por sí mismo no tiene porque ser descalificativo, pero usado en el contexto y con la intencionalidad expresada en el Editorial de “El Nacional”, funciona de esa manera. Es decir, “lumpen”, en ese Editorial, debe ser leído como lo interpreta el Prof. Hernán López Garay: “chusma andrajosa, harapienta” (ver ¿Por Qué Marché el Domingo? ) publicado también en el Diario Frontera de fecha 17 de Octubre de 2002).

Que un medio de comunicación social con la importancia que “El Nacional” tiene para la nación venezolana, se dirija con esta descalificación a un sector vasto de la población de su país es objeto de inquietud y por ello creo que se hace necesario dedicar una pequeña reflexión al respecto…

El diario “El Nacional” es una organización moderna, manejada por profesionales de una altísima calificación, de eso no hay duda… Es de suponer que su Comité Editorial es lo mejor de lo mejor… Por ello creo que no hay que simplificar la situación simplemente tildándolos de “¡Golpistas!” Creo que la pregunta debe más bien estar dirigida a inquirir por las condiciones de posibilidad para que el Comité Editorial de uno de los diarios más importantes de la nación pareciese salirse de sus cabales y descalificar, como lo hizo, a una vasta población compatriota.

Repito, el diario “El Nacional” es una organización moderna y como tal ha sufrido los vaivenes de la Modernidad. Su personal es profesional y calificado. Es decir que su personal, en especial el responsable de preparar la noticia, ha estudiado y cumplido con diversos niveles de una educación superior moderna (seguramente 3er y 4to nivel). Pero resulta que la educación moderna, como la hemos entendido en las postrimerías de la Modernidad, es una educación impregnada y dominada por la “racionalidad instrumental”.

Por “racionalidad instrumental” entendemos aquel discurrir dirigido sólo a discutir sobre los posibles medios a utilizar para alcanzar algún fin (racionalidad fines-medios). Los fines como tales no son discutidos, esos ya vienen dados. En nuestro caso, es decir el de Venezuela como país periférico de la Modernidad, el fin ya viene dado por la Globalización, como estado final de Progreso y Desarrollo, y la coronación mundial del Neoliberalismo. Debido a que la Globalización es el estado final de la Humanidad y como con ésta se finaliza la Historia, entonces no hay más que considerar: La Globalización del Neoliberalismo es el fin último a seguir y sobre eso no hay discusión…

Los profesionales de “El Nacional”, así como la gran mayoría de los profesionales de Venezuela y del mundo, hemos sido formados (in-formados) bajo esta visión… Hemos entendido que nuestra misión, es decir aquello que debemos ejercer y profesar (ojalá pudiera decir “profesionar”), es la búsqueda por las mejores técnicas para mejorar el desempeño de las organizaciones y, en consecuencia, colaborar con el crecimiento económico…

Las profesiones llamadas Humanísticas se han encuadrado bajo esta visión y han alineado sus áreas de conocimiento bajo el norte del Desarrollo y la Globalización. La Comunicación Social ha sido también dominada por esta racionalidad instrumental y se convirtió en su principal medio de propagación (el tema ha sido ampliamente discutido, ver por ejemplo el Artículo de Ibsen Martínez intitulado Del Vilipendio Neoliberal de la Política de fecha 29 de Enero de 2000 y publicado en “El Nacional”, también el artículo de Jesús Martín Barbero, intitulado La Comunicación Plural: Paradojas y Desafíos en la revista Nueva Sociedad No. 141 de fecha Noviembre – Diciembre de 1995).

Pero resulta que la Razón va mucho más allá que aquella limitada racionalidad instrumental que nos ha venido dominando desde los tiempos de la Revolución Industrial. Resulta que la Razón se subleva contra la posibilidad de concebir todo como un instrumento. La Razón se subleva contra la posibilidad de concebir todo como algo que se “usa”, que “se compra y se vende”. La Razón se subleva contra la posibilidad de banalizar la sociedad en única y exclusivamente un mercado.

La Razón reclama ser Práctica, pero no en el sentido instrumental de lo práctico. La Razón reclama ser Práctica en el sentido tradicional y moral de “preguntarse por diversos fines”. La Razón reclama cuestionar la Globalización del Neoliberalismo como único camino a seguir. La Razón reclama no cuestionar el Desarrollo que tanta igualdad ha pregonado y tanta desigualdad ha creado en Venezuela.

Pero también la Razón exige ser Teórica. Es decir, la Razón exige cuestionar el modo en que apreciamos el mundo. La Razón nos exige que debatamos el Mercado como única sociedad posible. La Razón nos exige que critiquemos, aunque sea sólo por mero ejercicio intelectual, la industrialización, el crecimiento económico, la liberalización de mercados y el desarrollo tecnológico como aquello que nos hace más humanos.

Como se puede deducir de lo anterior, la Razón no puede ser sólo Teórica, Práctica o Instrumental sino que se conforma en sus continuas, imbricadas y esenciales interrelaciones de las unas con las otras. Me explico, no puede haber una Razón Práctica que no sea impregnada de los medios necesarios para alcanzar los fines. Asimismo, no puede haber una Razón Instrumental que no se nutra de los fines que justifican sus medios… Ambas no pueden ser la una sin la otra… y es en esa relación que se devela su autenticidad. Lo mismo ocurre con la Razón Teórica y la Práctica… No pueden concebirse visiones del mundo sin los fines morales a los que ellos apuntan, ni viceversa… Tener en cuenta estas relaciones recursivas y esenciales entre estos, digamos, “momentos” de la Razón es lo que permite acercarse a una visión de Razón Holística.

Sólo un interés de emancipación podría brindarnos la posibilidad de rescatar una Razón en su sentido Holístico. Creo que sólo un genuino y auténtico interés de este tipo nos podría brindar la posibilidad de apreciar el mundo en su auténtica diversidad y no en la diversidad truculenta y manipulada de los artículos de compra y venta del mercado neoliberal. Sólo un interés emancipatorio nos podría brindar posibilidades de ver otros fines y apreciar otros mundos. Sólo un interés emancipatorio propio y auténtico podría brindar la posibilidad de rescatar ese ideal de “virtud y honor” que pregonamos de marcha en marcha en nuestros versos patrios y la posibilidad de crear un pueblo venezolano auténtico.

Abrigo la esperanza de que el “lumpen” chavista, en su ignorancia por haber sido excluidos del sistema, este desenraizado de la cultura neoliberal. Abrigo la esperanza de que el “lumpen” chavista, en sus harapos, no tenga conciencia de clase simplemente porque, en su exclusión, no puede ser el proletariado industrial o el lumpemproletariado. Abrigo la esperanza de que el “lumpen” chavista resguarde el sentido antiguo de la palabra inglesa “Lump”, es decir: “mayoría que no puede ser dividida en partes, que se mantiene entera, que se agrupa sin discriminación”. Abrigo la esperanza de que el “lumpen” chavista no pierda el impulso constituyente que se pregunta por fines y abre espacios para otros mundos, como el de los pueblos indígenas. Abrigo la esperanza de que el “lumpen” chavista, en su ingenuo bolivarianismo, rescate nuevos ideales de “Moral y Luces” en la caminata rodriguiana de la Razón y la utopía zamorana de la igualdad de los Hombres.

También guardo el anhelo de que esa parte de la oposición que no actúa de mala fe, es decir, de aquellos que se oponen no porque quieran mantener el sistema de hipocresías, robos y desigualdades en que se convirtió la sociedad venezolana de los últimos tiempos… Repito, resguardo el anhelo de que la oposición que no actúa de mala fe (y espero, por el honor del finado Miguel Otero Silva, que el Comité Editorial de “El Nacional” sea uno de ellos), logre emanciparse de su racionalidad instrumental y planteé nuevas posibilidades de Humanidad ante un discurso desarrollista y globalizante excluyente y desgastado. Guardo el anhelo de que la oposición que actúa de buena fe, venza el miedo que proviene del resquebrajamiento del Industrialismo y la Globalización y no culminé en una cacería de brujas como la otrora ocurrida en el pueblo norteño de Salem o aquella que vivimos un desafortunado doce de abril…

Resuenan en Venezuela el amor y el terror de las palabras que promulgó Emmanuel Kant en 1784 en su artículo periodístico intitulado ¿Qué es la Ilustración?:

“¡Sapere Aude! ¡Tenga el Coraje de Servirse de su Propia Razón!”

email:jose_j@lycosmail.com

 
¡Sapere Aude!

Vamos a Organizarnos III

Vamos a Organizarnos III
José J. Contreras
http://www.analitica.com/va/politica/opinion/3893491.asp

Domingo, 26 de enero de 2003

El presente artículo es el último de una trilogía publicada en “Venezuela Analítica” con fecha 20 de diciembre de 2002 y 14 de enero de 2003. La idea principal de estos artículos es la de proponer una técnica para que los medios de comunicación puedan presentar la discusión política venezolana de la actualidad de manera “objetiva”. La técnica consiste, básicamente, en hacer suficientemente explícito el contexto desde el cual se interpreta una posición particular. De este modo, se presentan diversos y contrastantes puntos de vista que, expresados con suficiente claridad, permiten al lector formarse un juicio crítico. Ello no implica que se pueda presentar cualquier opinión. Todo lo contrario, implica un profundo compromiso por develar las diversas “caras” de la verdad. Para ello, cada punto de vista debe presentar un número muy reducido de premisas sobre las cuales se derive de manera lógica y coherente la argumentación necesaria sobre la cual se basa la interpretación particular del fenómeno político en discusión. Por su parte, el moderador debe velar por la rigidez lógica de la presentación de diversos y contrastantes puntos de vista.

Siguiendo este orden de ideas se esbozaron dos esquemas conceptuales normativos que le pueden permitir al moderador contar con algunas ideas generales para organizar la discusión política sobre los ideales de sociedad de la Venezuela actual. Estos esquemas son los conceptos ideales de Neo-Bolivarianismo (cobijado por el oficialismo) y Neoliberalismo (cobijado por gran parte de la oposición). Finalmente se demostró, siguiendo esta técnica de presentación, que aquellos que aseguran que el gobierno actual es comunista o son ignorantes de lo que es el comunismo, o son hipócritas.

El presente artículo expondrá algunos esquemas conceptuales descriptivos que puedan ayudar a esbozar posibles contextos desde los cuales algunas interpretaciones sobre la realidad venezolana puedan tener lugar. Los esquemas conceptuales descriptivos, al intentar delinear la realidad, no pueden ser tan “puros” como los esquemas normativos que presentan modelos conceptuales sobre ideales de sociedad. Los esquemas conceptuales descriptivos tienden a contaminarse unos con otros en oportunidades o, por el contrario, a explicar sólo algunos espacios sociales y quedarse “mudos” con respecto a otros. A continuación se esbozarán los siguientes esquemas conceptuales descriptivos: imperialismo, neo-mantuanismo y clientelismo.

Esquema Conceptual del “Imperialismo”

En la actualidad surge comúnmente el “imperialismo” como una de las principales causas de la situación política actual. Como imperialismo se conoce la búsqueda de algunas naciones por extender su dominio sobre otras, de manera abusiva, por medio de la fuerza o por influjos económicos y políticos. Es una práctica de vieja data y que ha ido cambiando en los modos de llevarse a cabo y en las ideas que propugna. La diferencia entre el imperialismo y otras formas de dominación se basa principalmente en la búsqueda por la utilización de organizaciones burocráticas impersonales para ejercer el dominio de una nación sobre otra u otras. Es de hacer notar que Venezuela surge como país bajo el dominio del imperio español.

Hoy día vivimos una situación sin precedentes relacionada con el dominio del mundo por un sólo país, los Estados Unidos de América. Sin lugar a dudas, los Estados Unidos de América han logrado ejercer su hegemonía militar, política, cultural y económica a todo lo largo del globo terráqueo. El modo de ser “americano” ha impregnado a todas las culturas del planeta. Sus productos culturales sustituyen a aquellos autóctonos de cada geografía. Su modo económico ideal de interrelación social ha devenido en el modo de interrelación social mundial a través del fenómeno llamado “globalización”. Su modo de interrelación política ha devenido en el modo de interrelación política global a través del sistema representativo democrático y su influencia en todos los foros políticos internacionales. Su poderío militar es incuestionable, omnipresente y siempre amenazante.

Han existido fuentes de resistencia ante el imperialismo actual de los Estados Unidos de América. Una de las más importantes proviene del mundo islámico que ve en el “modo de ser americano” una peligrosísima amenaza en contra de su propio “modo de ser” islámico. No todos los islámicos lo ven de este modo pero muchos de ellos, que así lo ven, reaccionan aferrándose al extremo a sus creencias.

Venezuela es un país en donde los Estados Unidos de América han venido ejerciendo su dominio desde finales del siglo XIX. Desde 1998 el presidente venezolano, un teniente coronel retirado apellidado Chávez Frías, ha venido actuando de un modo no cónsono con los intereses del Imperio. El Secretario de Defensa estadounidense, el general retirado Collin Powell, lo expresó claramente en su interpelación ante el Congreso Americano cuando, parafraseando sus palabras, dijo que “Chávez tenía amigos que no eran amigos de los Estados Unidos”. En efecto, Chávez Frías se ha acercado a algunos de los enemigos oficiales del Imperio: Irak, Siria, Libia, Irán, Libia y Cuba pues resulta que tenemos intereses comunes. Por otra parte, se la pasa de cumbre internacional en cumbre internacional, fustigando la organización de dichas reuniones. También se ha hecho líder, y de hecho ha ayudado a resucitar, organizaciones como el “Grupo de los 77 más China”, el “Grupo de los 15” y la “Organización de Países Exportadores de Petróleo”. Por último, cada vez que puede, predica la necesidad de un mundo multipolar…

En general, aquella parte de la población que es antiimperialista y que es “nacionalista” apoya a Chávez. Pero resulta que hay otra parte de la población para la que el discurso antiimperialista de Chávez le desafina. Los Estados Unidos de América nos han impregnado con su “modo de ser”. Los venezolanos, hoy día, comemos más hamburguesas que arepas. Nuestro deporte nacional es el béisbol y el que más practicamos el basketball. Nuestra principal fuente de distracción es el cine hollywoodense. Nuestro sueño de sociedad perfecta es Miami. Disney arrulla nuestros niños. “¿Cómo se le ocurre a ese carajo, juntarse con los enemigos de la sociedad de mis sueños?” diría indignado cualquiera de nosotros… Terror de los terrores, Chávez atenta contra nuestros sueños, “¡terrorista!”.

Esquema Conceptual del “Neo-Mantuanismo”

Al lado del Imperialismo, nos viene el Neo-Mantuanismo. Creo que este esquema conceptual puede explicar parte importante de las reacciones viscerales de la población, en especial de la clase media. Como “mantuano” se conocían, en los tiempos coloniales, a las familias blancas adineradas descendientes de los peninsulares. El “mantuano” cree profundamente en las jerarquías sociales y raciales, en la supremacía de la Santa Iglesia Católica, Apostólica y Romana, y en que somos una colonia del Imperio.

El “neo-mantuano” intenta ser blanco. Si no lo es, trata de procrear hijos más blancos, para que vayan “lavando” la raza. Lo bonito es lo blanco, aquellos rasgos negroides o indígenas, al considerarse feos y asquerosos se intentan eliminar a través de maquillaje, cirugías, tipos de peinado y, fundamentalmente, en el adiestramiento de los ademanes. Una profunda disciplina sobre los ademanes y los hábitos caracteriza al blanco. Tan es así, que el refranero popular dice de aquel que se sale de “sí mismo”: “se le salió el indio”.

Ahora bien, resulta que el presidente de Venezuela es zambo. Zambo es el peor de los mestizajes posibles, esa mezcla nefasta de indio con negro. ¡Horror de los horrores, un presidente zambo!… En otras oportunidades han llegado a la presidencia personajes con ademanes mestizos, pero luego de un corto proceso de culturización se hacen mantuanos. “Si lo hicimos con Páez, lo hacemos con cualquiera” pudiese decir cualquier mantuano. Pero Chávez no lo acepta, aunque se haga la manicure y se vista de seda, “mono se queda”. No logra asimilarse al mantuanismo, se burla del mantuano, lo desprecia. Hasta se atrevió a colocar en el Panteón Nacional, que es la iglesia de la Santísima Trinidad, una alegoría de los restos del indio Guaicaipuro, ¡Santo Dios!, ¡Qué Blasfemia!.

Y es que el mantuano es católico. Chávez dice ser católico, pero esa verborrea es evangélica. Una vez se le salió, pero luego lo desmintió y mientras lo desmentía se le volvió a salir. Sin embargo, sabemos que no se confiesa evangélico porque muchos de sus votantes no le perdonarían no ser católico. Debido a que es evangélico y hasta medio brujo (zambo tenía que ser), le ha disminuido la mesada que anualmente salía del presupuesto nacional para el mantenimiento y sostenimiento de la gran infraestructura de la Iglesia Católica en Venezuela. Así que se nos está empezando a dañar la iglesia del colegio al que asistieron nuestros hijos. Además, nos subieron las matrículas de las universidades católicas donde estudian actualmente. “Un zambo evangélico en la presidencia… ¡Fin de mundo!”.

Por otra parte, el mantuano considera que Venezuela es una colonia y por ello es pro-imperialista. Y en este punto aplica todo lo que ya hemos mencionado acerca del pro y antiimperialismo. De aquí proviene esa profunda y arraigada convicción de concebirnos como inferiores, atrasados, pobres, subdesarrollados… ¡Colonia!, pues.

Pero el mantuano no es el “neo-mantuano”. El mantuano es un ser del pasado que desapareció con la guerra de independencia y la continua prédica modernista de “todos los hombres son iguales”. El “neo-mantuano” es una expresión cultural que vive en Venezuela escondida bajo los ideales modernos que se expresan en el discurso. El Neo-Mantuanismo se muestra en los ademanes, en las creencias y en los gustos. Si un blanco, católico, con aires de señor feudal y pro-yankee dice “todos los hombres son iguales” y hasta habla (que sólo hable) de equidad, ¡perfecto!. Pero ¡sálvenos Dios! que un zambo, evangélico, orgulloso de la negritud de su piel, con ademanes del populacho (tierrúo) y anti-yankee sea el presidente. “¡Qué Asco, si por lo menos aprendiera de Claudio Fermín!”.

Esquema Conceptual del “Clientelismo”

Por último, el “clientelismo”. La sociedad venezolana de finales del siglo XX se convirtió en una sociedad clientelista. Bajo esta concepción se entiende un sistema político y económico que utiliza el manejo de influencias como el mecanismo por excelencia de asignación de recursos. Las influencias vienen de diversas fuentes principalmente del poderío político y económico pero, en oportunidades provienen de amistad, familiaridad y/o compadrazgo. El sistema clientelista se oculta detrás de una máscara de legalidad moderna bajo la cual la asignación de recursos debería derivar o de un riguroso análisis racional sobre la mejor oferta al mejor precio o de un riguroso análisis de equidad. Por ello, la asignación de recursos clientelista, basada en la influencia, es ilegítima. El sistema clientelista impregna todo el ámbito social, desde las grandes asignaciones del Estado central, hasta la búsqueda de una cédula o la compra de un pasaje.

El sistema “clientelista” es presentado como uno de los grandes enemigos del proyecto ideal Neo-Bolivariano liderizado por el presidente Chávez Frías. Sin embargo, en este gobierno se siguen dando prácticas clientelistas que se encuentran profundamente enraizadas en nuestro modo de ser. La oposición dice que éste es un gobierno corrupto, más corrupto que los anteriores. No sabemos si es el más corrupto, ni lo podemos saber, suponemos que en efecto debe haber corrupción. Sin embargo, si este gobierno fuese tan corrupto como dicen, sería de esperar que las mafias clientelistas del pasado hubiesen podido insertarse bajo la actual administración. No obstante, vemos en los medios de comunicación muchas de las caras que anteriormente representaban el sistema clientelista del pasado haciendo una oposición extremista en la discusión política de la Venezuela actual…

Dura tarea para algún moderador comprometido. Le toca aperturar el medio para desplegar la verdad sobre lo que está sucediendo en el clientelismo de hoy día… ¿será que existen nuevas mafias y las viejas exigen su espacio? o ¿será que en verdad, el clientelismo ha visto menguada sus fuerzas y por ello contraataca con tanta fuerza?… ¿Qué papel jugaron los medios de comunicación en el mantenimiento y sostenimiento del clientelismo?… ¿Qué papel juegan estos medios hoy día?…

Conclusiones

Hemos esbozado seis esquemas conceptuales que pueden ayudar al moderador a encaminar la discusión política de la Venezuela actual para hacer explícitos los contextos sobre los cuales se sustentan las posiciones particulares. Un profundo compromiso por organizar la discusión política hoy día es una necesidad imperiosa. Sólo así podremos superar la ebriedad pasional en la que estamos envueltos. De este modo, será posible acceder a un espacio racional maduro de discusión sobre el bien común de la nación venezolana.

Esta imperiosa necesidad debe ser cubierta por los medios de comunicación. Estos, deben brindar los medios para que se logren comunicar los diversos puntos de vista que expresen verdades y para que se develen y censuren las mentiras. Sólo así, la comunicación podrá abrir espacio para la formación de una comunidad y un pueblo. Del modo como se está haciendo actualmente sólo se logrará o una profunda e irreparable división social, o lo que es peor, una sociedad idiotizada bajo un sólo y hegemónico punto de vista.

¿Habrá alguien, con un megáfono apropiado, con el genuino y humano interés por la conciliación de un pueblo?

email:joaquin@ula.ve

 

 
   
Vamos a Organizarnos III