“Facebook” o la Sociedad Enredada

Facebook” o la Sociedad Enredada

José J. Contreras1

9 de Abril de 2008

Publicado en Saber Libre

En los últimos meses, ha estado de boca en boca un nombre: “Facebook”. Facebook es el nombre de un Sitio en la Internet que sirve de herramienta social para conectar gente (www.facebook.com). A este tipo de páginas es lo que se le llaman Sitios de Redes Sociales (SRS).

Facebook sirve para usos infinitos. Sirve para que se conecten en la Web los compañeros de clases del Colegio; sirve para que se conecten los viejos amigos separados físicamente por la distancia y el transcurrir de la vida; sirve para contactar prostitut@s (dicen que el gobernador del estado de Nueva York contactó una prostituta a través de un SRS que se llama MySpace); sirve para jugar, y; sirve también para la organización de un modo de hacer política. Facebook, por ejemplo, fue el canal de organización -a nivel mundial- de las manifestaciones contra las FARC que tuvieron lugar el 4 de febrero de 2008. Actualmente, sirve de espacio de organización para las manifestaciones contra el presidente Hugo Chávez que tendrán lugar el 11 de abril de 2008. Asimismo, cuenta con espacios para el apoyo y soporte de la candidatura de Leopoldo López y para contactarse aquellas personas que “odian a Mario Silva”.

Llama poderosamente la atención que el SRS sirve de alojo a una contundente mayoría de redes de derecha. Contundente, repito. Llama la atención porque, no hay nada que impida que los izquierdistas se conecten e interactúen. Pero, la participación de la izquierda es, en Facebook, bastante escuálida. Una explicación válida sería la relativa a que la clase social de quienes tienen acceso a la Internet es la burguesa. Pero la condición económica es necesaria, más no suficiente, para dar cuenta de la amplia mayoría de presencia de la derecha.

Creo que, más allá de lo económico, hay un modo de socialización que principalmente está teniendo lugar en la clase social más tecnologizada, es decir, la de la derecha. Se trata de una sociedad en red, o sociedad enredada. La metáfora de la red ha venido sirviendo desde hace ya varias décadas para hablar de la sociedad. Sin embargo, no es sino hasta nuestra actualidad que ella se nos está revelando con todo su monstruoso poder.

En la red, el otro aparece no como un ser humano que es un fin en sí mismo; tampoco es un prójimo de la misma comunidad de Dios que aspira “con-migo” a la Salvación; mucho menos un paisano con las mismas raíces comunitarias. No. El otro es, primordialmente, un “nodo”. Nodo que se activa -o se desactiva- en el entrelazamiento de miríadas de interconexiones. En la red, somos interruptores que prenden y apagan.

Muy importante en Facebook es la popularidad. La persona popular es aquella que logra irse convirtiendo en nodo central de la red. Los nodos centrales son aquellos con un número mayor de interconexiones que lo cruzan en comparación con la mayoría. O dicho de otro modo, me hago popular cuando muchos otros nodos hacen “clic” en mi perfil. ¿Qué es un perfil? Un perfil es mi presentación en el SRS. En mi perfil coloco mis datos personales, mis gustos y preferencias, mi red de amigos y, muy importante, mis fotos. Las personas más populares tienden a ser aquellas que colocan fotos muy atractivas de sí mism@s. Por cierto, la gran mayoría de la fotografías de las personas populares rayan entre lo muy sensual y lo pornográfico. También son muy populares actores y actrices de cine y televisión y personajes mediáticos como el candidato republicano John McCain. Seguramente si Mario Silva colocará su perfil en Facebook se haría tremendamente im-popular. Es decir, rápidamente acapararía millones de interconexiones para recordarle, por lo menos, a su señora madre.

En Facebook hay un juego que resume el modo social de la sociedad enredada. Se trata de “Friends for Sale” o “Amigos en Venta”. “Amigos en Venta” es un juego con un cierto parecido a monopolio, sólo que, en vez de comprar bienes raíces, compras gente (www.sellyourfriends.com). A la gente que compras los llamas “mascotas”. En los actuales momentos hay cerca de 700.000 personas jugándolo a nivel mundial, según dicen en la página oficial del juego en Facebook. Distinto al juego de monopolio, en el cual se intentan monopolizar los bienes raíces, en “Amigos en Venta” lo importante es la interconexión continua de compra y venta. No se trata de monopolizar mascotas. Todo lo contrario, se trata de que compres mascotas que las puedas vender rápidamente y con ello vas ganando más “dólares”. Por ello debes intentar adquirir mascotas atractivas. Si compras mascotas poco atractivas, te quedarás con unos “dólares” represados sin ganancia alguna.

Por otra parte, si eres mascota ganas “dólares” en cada transacción en que te compren y vendan. Por ello debes venderte y, en consecuencia, debes ofrecerte de modo atractivo. De aquí que es muy, pero muy, importante que coloques fotos sensuales en tu perfil. De hecho, poco importa si la foto coincide con quien eres fuera de línea. Los SRS están repletos de lo que llaman los “fakesters”. Estos “impostores” son usuarios que colocan fotos de otras personas -mucho más atractivas- en sus perfiles. La verdad es que en la sociedad enredada no importa quien eres fuera de la red sino como tu nodo se muestra en ella.

En “Amigos en Venta” lo importante es monopolizar las transacciones, es decir, las interconexiones. Las mascotas más populares son aquellas que adquieren más valor en las múltiples transacciones en la que están involucradas gracias a su atractivo en la red. ¿Se entiende ahora cómo lo importante es hacerse nodo central de las interconexiones de la red? Entre más atractiv@, más gente se conecta con tu nodo para comprarte o, al menos, para observarte.

Creo que la derecha encuentra en los SRS un espacio muy propicio para sus modos de organización política porque éstos reflejan el modo de socialización dominante en el capitalismo contemporáneo: la sociedad enredada.

En honor a la verdad, no sé muy bien qué es lo que en la izquierda intentamos llamar “hombre nuevo”. La verdad es que no lo sé. De hecho, creo que el “hombre nuevo” es más una pregunta que una respuesta. Lo que sí sé, y sabemos, es que el “hombre nuevo” no es una “mascota” de compra y venta. Lo que sí sé, y sabemos, es que lo humano no se reduce a un interruptor que se activa o desactiva a conveniencia. Y también sé que en la izquierda creemos y sabemos que la “popularidad” sabe a pueblo y no a sociedad enredada

¿Se entiende ahora por qué la izquierda no se ve, no se puede ver, no puede haberse visto, en Facebook?

1Centro Nacional de Desarrollo e Investigación en Tecnologías Libres (CENDITEL). E-mail: jcontreras@cenditel.gob.ve

Anuncios
“Facebook” o la Sociedad Enredada